625 991 557

Calle de La Nucia, 4, 03502
Benidorm, Entresuelo 2
Oficina 5

10 Consejos esenciales para una mudanza

Seamos sinceros, el traslado a una nueva casa puede ser abrumador. Estás emocionado por iniciar una nueva vida en una nueva casa, pero llegar a conseguirlo puede parecer un auténtico agobio. Desde internet, hasta edredones y sartenes, libros y lámparas, hay muchas cosas que hacer en la lista de verificación de tu mudanza antes de cambiarte a una nueva casa. Si no se mantiene un orden, el día de la mudanza puede ser un fracaso total. Por suerte para ti, esta lista de verificación esencial para el nuevo hogar te tranquilizará y simplificará el proceso de mudanza.

¿Te mudas con prisa? ¿Aún no estás listo para abordar toda la lista? Pues comienza con lo esencial; lo hemos priorizado en esta publicación.

10 Consejos esenciales para una mudanza

Lista de verificación de la nueva casa: elementos esenciales antes de la mudanza.

Antes de mudarte a tu nueva casa, hay un par de tareas importantes que deberás priorizar. Si los eliminas rápidamente de la lista de verificación de tu nuevo hogar, el resto del proceso se ejecutará sin problemas.

 

1.- Transferir servicios públicos

Antes de que puedas mudarte a tu nuevo hogar y sentirte cómodo, debes configurar sus servicios físicos: agua, gas y electricidad. Dependiendo de dónde se encuentre el nuevo hogar, es posible que tengas o no la posibilidad de continuar con los suministradores con los que trabajas habitualmente. Aunque las empresas de servicios públicos suelen ser ágiles en cuanto a la activación, cuanto antes les notifiques la fecha de tu mudanza, mejor, y si vas a cambiar a un nuevo suministrador, lo mejor es que contactes con ellos por anticipado para conocer requisitos y tiempo de espera, si lo hubiera.

2.- Conecta TV e Internet

A nadie le gusta entrar en una zona muerta. Asegúrate de estar listo y en funcionamiento antes del día de la mudanza, configurando los servicios. Indaga previamente para saber cuál es la situación, para comparar precios y averiguar qué proveedores de servicios se adaptarán mejor a tus necesidades. Programa la instalación con al menos 2-3 semanas de anticipación para asegurarte de que los servicios se activen de manera oportuna y también para obtener el horario de instalación que sea más conveniente para ti. Compara proveedores de fibra e Internet que trabajan en tu nueva dirección, solicita el servicio y programa tu cita de instalación.

3.- Actualiza tu dirección

Tu dirección está relacionada con tantos aspectos de tu vida que es posible que ni siquiera te des cuenta de cuantos. Desde reenviar tu correo hasta mantener suscripciones y programas de fidelización, bancos y tarjetas de crédito, seguros, registro de automóviles y permisos de conducir… Lo pillas, ¿no? ¡Cuando actualizas tu dirección, actualizas tu vida!

4.- Reúne los documentos importantes

¿Sabes cuales son esos documentos súper importantes que se quedan y acumulan polvo en tu archivador? Esos también tienen que venir de mudanza. Estamos hablando de certificados de nacimiento, tarjetas de seguridad social, registros médicos, pólizas de seguro y cualquier otra cosa por el estilo. Ahora es el momento de depurar lo que no necesitas y etiquetar y organizar todo lo que haces. ¡Coge tu trituradora y algunas cajas y ponte manos a la obra! Los documentos importantes son elementos que no pueden pasarse por alto en la lista de verificación de tu nueva casa.

5.- Toma fotografías de artículos valiosos

Trasladar tus objetos de valor es estresante, pero si tomas las precauciones adecuadas, no habrá problema. Un buen método de control de daños es crear un inventario de objetos de valor y tomar fotografías de cada artículo. Esto podría ser cualquier cosa, desde el espejo antiguo de la abuela hasta el televisor o el monitor del ordenador, ¡y la consola de juegos, claro! Al tomar fotos de estos artículos, tienes pruebas de su estado original en caso de que se dañen durante la mudanza. No importa cuán cuidadosa o responsable sea la empresa de mudanzas, los accidentes pueden ocurrir, por lo que vale la pena contratar un seguro de mudanzas.

6.- Investiga las empresas locales

Cuando te mudas a una ciudad diferente, es bueno conocer las empresas locales. Lo más probable es que ya no frecuentes los negocios a los que ibas habitualmente, por lo que querrás explorar tus nuevas opciones. Desde un nuevo médico, a un nuevo peluquero, a nuevos supermercados o restaurantes, tendrás que investigar un poco. Las aplicaciones como Yelp, Google Local Guides, o similares pueden mostrarte reseñas, recomendaciones, y fotos de negocios locales para ayudarte a tomar decisiones informadas.

7.- Tómate un tiempo libre en el trabajo

En los primeros días de la mudanza, no solo estarás vaciando un mar de cajas, sino que posiblemente, también estés esperando entregas, reparaciones e instalaciones. Es una buena idea decir a tu empresa que te mudarás, para tener tiempo suficiente para coordinar estas citas antes de regresar a la oficina. Las 48 horas posteriores a la mudanza son cruciales para asentarse, así que asegúrate de planificar y programar en consecuencia.

8.- Programa una limpieza

Antes de mover tus muebles, es una buena idea limpiar todos los rincones y grietas de tu nuevo hogar. Lo más probable es que el propietario anterior no se haya tomado el tiempo de limpiarlo a fondo para tu llegada (al menos no según tus estándares), así que programa un servicio de limpieza para que entre y haga una revisión completa. Con todo el esfuerzo que estás poniendo en tu nuevo hogar, ¡te mereces un lienzo impecable!

9.- Programa mejoras en el hogar

Las reparaciones y mejoras en el hogar son una parte inevitable de mudarse a un nuevo hogar (ya sea un apartamento, un piso o una casa). Hay algunas reparaciones que requieren más atención que otras (es decir, fontanería con fugas, ventanas que no cierran adecuadamente, baldosas sueltas, etc.). Comprueba que no tienes problemas de este tipo ¡hazlo lo antes posible! Si quieres pintar una pared decorativa o instalar librerías empotradas o una instalación domótica, este es el tipo de mejoras para el hogar de las que tienes que encargarte y prever. Si es posible, programa estas mejoras con anticipación para no tener que preocuparte por ellas después de la mudanza.

10.- Prepárate para la mudanza

A medida que se acerque el día de la mudanza, comienza a tirar o donar cosas que no necesitas (como ropa y muebles sin usar), y toma nota de lo que necesita ser reemplazado. Ten en cuenta el diseño y las medidas de tu nuevo hogar, ya que esto podría significar más o menos espacio para tus pertenencias.

Ahorra dinero recolectando cajas de mudanza gratuitas de negocios y minoristas locales o usa cubos de ropa, maletas y bolsas grandes para transportar artículos. También es una buena idea etiquetar o coordinar el color de todas las cajas de acuerdo con la habitación en la que van, para acelerar el proceso de tu empresa de mudanzas. Por último, ¡una caja de abrir primero es imprescindible! Debes incluir en esta, todo lo que necesitas para sobrevivir las primeras 24 horas en tu nuevo hogar. Piensa en un colchón de aire y ropa de cama, un atuendo limpio, un cepillo y pasta de dientes, otros cosméticos y artículos de tocador, algunos bocadillos, agua y dinero extra. Te lo agradecerás cuando llegue el momento. Confía en nosotros, es un elemento que no debe perderse en la lista de verificación de tu nuevo hogar.