625 991 557

Calle de La Nucia, 4, 03502
Benidorm, Entresuelo 2
Oficina 5

¿Cómo funciona la subida del alquiler con el IPC?

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) es la encargada de regular todas las cuestiones relacionadas con el alquiler en España y, por ende, la que determina cómo se debe incrementar el precio del arrendamiento de una vivienda. Si bien la LAU no especifica cuál debe ser el índice que se debe utilizar para actualizar una renta, si en el contrato de arrendamiento no se acuerda ninguno se usará el Índice de Garantía de la Competitividad (IGC). Sin embargo, el más utilizado, con diferencia, es el Índice de Precios al Consumo (IPC).

Pero… ¿Qué es el IPC? ¿Cómo se calcula? ¿Cómo se aplica a las rentas de un alquiler? En este artículo respondemos a todas estas preguntas para que, tanto si somos inquilinos como propietarios, sepamos calcular el incremento de la renta de un contrato de alquiler en función del IPC.

Durante 2022 las subidas han sido astronómicas, una tendencia que comenzó a finales de 2021 y que se ha visto acelerada por la guerra. En julio de 2022 el IPC ha subido hasta un 10,8%, un aumento de 0,6% en comparación con el IPC de junio, cuando se situó al 10,2%

Para evitar que esta gran subida del IPC afecte a los inquilinos el Gobierno ha decidido limitar temporalmente la subida del precio de los alquileres a un máximo del 2% desde abril y hasta finales de diciembre de 2022.

Cuándo y cómo se actualiza la renta de un contrato de alquiler con respecto al IPC

Según establece la Ley de Arrendamientos Urbanos, durante la duración del contrato sólo se puede actualizar la renta anualmente y tomando como referencia la variación del IPC. Es importante saber que esta actualización no se hace de enero a enero, sino que se hace desde el primer mes en el que se firmó el contrato. Es decir, que si un contrato se firmó en el mes de julio no podrán actualizarse las rentas al IPC hasta el año siguiente.

Cuando llega el momento de llevar a cabo esa actualización del IPC en las rentas del alquiler, este se aplica con el valor que tenía el mes anterior al cumplimiento de la anualidad del contrato. Si ese mes el valor del IPC es positivo, el precio del alquiler sube, si es negativo, la renta baja.

¿De dónde se puede sacar ese dato? Al ser el INE la institución que se encarga de calcular el IPC, es en su página web donde puede verse. Además, el INE da diferentes formas de aplicar el IPC a las rentas de alquiler:

  • – Cuenta con un sencillo programa de cálculo en esta página donde únicamente hay que incluir los datos que se piden y automáticamente da como resultado el incremento en la renta.

  • – También se puede hacer calculando la actualización a partir de las tasas de variación.

  • – Otra opción es calcularlo directamente usando los índices que el INE aporta, para ello hay que seguir las indicaciones que el propio INE va dando.

Principales aspectos a tener en cuenta a la hora de aplicar el IPC a la renta de alquiler

Sabemos que todo lo que hemos contado puede resultar algo complicado y que es mucha información, por eso vamos a recopilar los principales aspectos que, como propietario, debes tener en cuenta para aplicar el IPC a la renta del alquiler. 

  • – La actualización debe realizarse el mes anterior a que se cumpla el año del contrato y se debe utilizar el IPC del mes anterior. Por ejemplo, si el contrato cumple el año en mayo, en abril hay que actualizar la renta usando el IPC de ese mes.

  • – El propietario tiene que avisar a su inquilino de esa actualización la segunda quincena del mes anterior a cumplir el año, ya que el dato del IPC se publica normalmente el día 15 de cada mes. Tomando el ejemplo anterior, el propietario debe comunicar el cambio el 15 de abril.

  • – Aunque puedes acudir a la página web del INE para hacer el cálculo, nosotros te facilitamos la fórmula para que lo entiendas mejor:

(Renta del alquiler x (100 + %IPC)) / 100

Para que puedas verlo con un ejemplo, si la variación anual es del 1,2% y la renta del piso de alquiler fuera de 900€, habría que aumentar el alquiler en 10,80€:

900 x (100+1,2) / 100 = 910,80€.

¿Qué es el IPC y cómo se calcula?

El IPC o Índice de Precios al Consumo es un indicador que mide el impacto del incremento de los precios de bienes de consumo de un país. Es decir, cuánto ha crecido un país a nivel económico; por lo tanto, si el IPC es positivo significa que los precios han subido, y si es negativo, que han bajado.

Lo calcula el Instituto Nacional de Estadística a partir de los precios de los productos más consumidos por los españoles, lo que se conoce como “la cesta de la compra”, y los compara con los precios de los meses anteriores.

Este año el IPC ha dado una gran subida en los últimos  meses, lo que significa que si nuestro contrato de alquiler cumple el año, podríamos ser susceptibles a que nos subiesen el precio.