Claves para elegir la compra o el alquiler

Además de conocer la previsión de los expertos del sector y la situación actual de cada mercado, es necesario tener un buen conocimiento de ambas de opciones y de la economía personal de cada uno, ya que por mucho interés que se tenga en comprar una vivienda si no se cuenta con los ahorros suficientes o con un trabajo estable, es difícil que las entidades bancarias concedan un crédito hipotecario.

1. Ahorros e ingresos

A la hora de decantarse por una opción u otra el nivel de ahorro es un valor fundamental a tener en cuenta. Para adquirir una vivienda es necesario contar con ahorros en torno al 20% – 30% del valor del inmueble.

  • 20% destinado a la parte no financiada por los bancos. Por lo general las hipotecas se conceden por el 80% del valor de la vivienda.
  • 10% para los gastos e impuestos.

En este apartado también se tienen en cuenta otros datos como la edad, los ingresos mensuales y la estabilidad laboral. Todo ello condicionará la concesión o no de la hipoteca.

2. Evolución precio

Además de las características personales de cada uno, hay un factor que toda persona que se encuentre en mercado de la vivienda debe conocer, el precio. Conocer la evolución de los precios tanto del alquiler como de la compraventa es un indicador muy fiable para saber si estamos ante un buen momento de inversión o no. Gracias al Índice Inmobiliario de Fotocasa podrás consultar el precio en una zona determinada y su histórico.

3. Planes a futuro

Es fundamental conocer el grado de compromiso a corto, medio o largo plazo que quieres alcanzar. La compra de una vivienda implica una gran inversión a largo plazo que puede resultar perfecta para aquellas personas que tengan un trabajo estable y no barajen la opción de mudarse a otra ciudad.

En cambio, para aquellas personas que tengan un trabajo que les permita cierta movilidad de residencia o simplemente se ven cambiando de ciudad, puede que la opción del alquiler sea la más acertada.