Si alguna vez has tenido mascotas en casa sabrás que no hay nada que les guste más que subirse al sofá y a la cama para acurrucarse junto a ti; puede, incluso, que en algún momento se lo hayas permitido. Y no te culpamos… ¿Quién puede resistirse a esas caritas?

De hecho, más de la mitad de los dueños de mascotas afirman que dejan que sus peludos duerman con ellos, tanto en la cama como en el sofá. Varios estudios afirman que hacerlo no sólo reduce nuestros niveles de estrés sino que nos ayuda a descansar mejor. Pero ¿es realmente recomendable que lo hagan?