625 991 557

Calle de La Nucia, 4, 03502
Benidorm, Entresuelo 2
Oficina 5

Problemas más comunes en casa y cuánto cuesta repararlas

En casa, cuando no es una cosa es otra, siempre se rompe algo. Hay cientos de averías posibles en un hogar, pero lo cierto es que hay algunas reparaciones que son más frecuentes que otras.

Las averías en los grifos, en la caldera, las humedades… Existen ciertas reparaciones que son más habituales de lo que nos gustaría. Pero ¿se trata de averías costosas de reparar? No siempre, pero para que lo compruebes tú mismo, a continuación te presentamos una selección de las 5 averías más comunes en un hogar y el coste de su reparación. ¡Atento!

5 averías habituales: ¿cuánto cuesta repararlas?

Grifos que pierden agua. No todos sabemos cómo hacerlo, pero no es algo complicado. En la mayoría de las ocasiones, arreglar un grifo que pierde agua es sencillo, pero si no te fías de tus habilidades, es mejor que contrates el servicio de un fontanero. En este caso, para reparar un grifo que pierde, un fontanero podría cobrarte unos 50 euros si la avería es sencilla de reparar. Si requiere de un trabajo más laborioso, el coste de la reparación puede dispararse. En cualquier caso, si tienes seguro de hogar, los daños en los grifos por fugas de agua podrían estar incluidos en el servicio manitas.

Tanto en las viviendas unifamiliares como en los bloques de pisos, la tubería principal del agua es uno de los elementos que causa más quebraderos. La rotura de este conducto se puede producir por diferentes motivos, como por ejemplo el cambio extremo de temperaturas o la antigüedad de la estructura. Si sucede este tipo de avería en casa, lo más probable es que la tubería general se encuentre oculta, bien soterrada o detrás de la pared, por lo que el acceso para su reparación exige una obra en toda regla. Hay que tener en cuenta que una vez que se empiezan a observar los daños, significa que existe un desperfecto aún mayor.

Otra de las reparaciones en el hogar más costosa y que se repite bastante se localiza en los techos. Esta superficie tiene que soportar todas las inclemencias del tiempo y, en el caso de que esté construida con tejas, con el paso del tiempo tienden a romperse y soltarse. Por lo tanto, para que los daños en esta zona no constituyan un peligro ni sean la causa de futuras filtraciones, en ocasiones no es suficiente con sustituir las partes más afectadas, sino que se opta por cambiar el tejado completo.

Algunos daños en la instalación eléctrica no están asociados a un elevado coste para solventarlos, aunque no sucede lo mismo en otros casos, como puede ser la sustitución del diferencial. Además de contactar con un equipo profesional para que revise la instalación cada cierto tiempo, conviene tomar algunas medidas de precaución como no sobrecargar el circuito o desenchufar siempre los aparatos que no se estén utilizando.

La rotura de la caldera es una de las situaciones más temidas en la mayoría de las viviendas, ya que constituye una de las averías en casa más caras. En el caso de que únicamente sea necesario arreglar algún problema, el desembolso no es muy alto, pero si es preciso cambiar el termo, el gasto asciende considerablemente. Por ello, es importante realizar un mantenimiento periódico y prestar una especial atención al aparato a partir de los 5 años para evitar fugas y cualquier rotura que pueda suponer un peligro.