Desgraciadamente, cada año se originan miles de incendios en España, especialmente durante estas fechas. Y es que el calor, que en 2022 ha llegado antes de lo previsto y, además, con temperaturas que no se registraban desde 1950, está haciendo verdaderos estragos.

De momento, el riesgo de incendio se ha disparado en todo el país y las autoridades alertan de que, debido al calor extremo que se prevé durante todo el verano, no hay que bajar la guardia. Y es que, en lo que va de verano, miles de hectáreas ya han quedado calcinadas.

Aunque muchos de estos incendios veraniegos suelen originarse en bosques, en varias ocasiones también hacen que miles de personas tengan que ser evacuadas e, incluso, que acaben perdiendo sus respectivas viviendas.