625 991 557

Calle de La Nucia, 4, 03502
Benidorm, Entresuelo 2
Oficina 5

Reformar la casa: ¿Cómo lo hago?

Bueno, acabas de comprar tu casa y decides que vas a hacer una reforma para ponerla totalmente a tu gusto. ¿Qué cosas debes tener en cuenta? Vamos a intentar ayudarte.

Lo primero de todo a la hora de reformar la casa, es saber qué es lo que quieres. Casi seguro que has pensado en reformar los baños y/o la cocina, pero… ¿Necesitas más luz? ¿Más habitaciones, o un mayor espacio en el salón te vendría mejor? ¿Incorporar la terraza? O, por qué no ¿construir un armario en esa terraza tan grande para aprovechar el espacio? ¿Tirar la pared y unir la cocina al salón en un espacio abierto? ¿Se podrá tirar esa pared?

Cuando tengas claro qué es lo que quieres o lo que necesitas, y lo tengas todo apuntado (dejarlo todo a la memoria es peligroso), llega el momento de buscar un profesional que te asesore en la reforma de la casa y te diga qué cosas se pueden o no se pueden hacer, y cual es la mejor forma de hacerlo.

Llegados a este punto lo ideal sería pedir, al menos, tres presupuestos a distintos profesionales, ya sea online o en persona, de forma que te sea más fácil encontrar el que mejor se adapte a tu bolsillo y al estilo que te convenza: tipos de muebles, electrodomésticos, grifería, suelos, pintura, etc. Evidentemente tienes que asegurarte de que todos entienden tus necesidades y te presupuestan lo mismo, basado en tu idea inicial, para poder comparar de forma efectiva. Lo ideal es que puedan realizar un estudio previo para saber a qué ajustarse.

A la hora de decidir con cual quedarte para la reforma de tu casa, ten en cuenta no sólo el precio, si no también la opinión que te ha dejado cada uno. Es muy difícil hacer cualquier trabajo si durante el mismo surgen problemas y discusiones a cada rato. Y en cuanto al precio, intenta dejar siempre un margen por los imprevistos que casi siempre surgen.

Más cosas a tener en cuenta: los permisos de obras que puedes necesitar. Si has contactado con un arquitecto o un decorador seguro que se ocupan de gestionar todas las licencias necesarias, pero si has decidido lanzarte por tu cuenta te recomendamos que te acerques a tu ayuntamiento y te enteres de las licencias necesarias para hacer la reforma. Este paso te puede ahorrar muchos problemas.

Y por último debes tener dos cosas claras: una, si algo no te gusta o no te convence una vez que has empezado la reforma, dilo lo antes posible, es preferible una pequeña discusión, o un cambio en el presupuesto a tiempo, que tener que vivir con algo que no te gusta mientras estés en esa casa y dos, ármate de paciencia, quieres una reforma para dejar a tu gusto una casa en la que puede que pases muchos años, merece la pena una pequeña espera para conseguir el mejor acabado. Las prisas no son buenas consejeras.

En los enlaces de este artículo encontrarás un decorador, Rafael Sanabre, del Club de Empresas La Marina, como nosotros mismos; interiorista de contrastada experiencia.